Lo Que Aprendí en El Paso – Capítulo 1 – “Ni un Refugiado en la Calle”

(Nota: la versión en inglés tiene fotos diferentes, en caso que quiere ver más.)

En octubre estuve una voluntaria en la Casa de Anunciación en El Paso, Texas, para tres semanas. El Paso es una ciudad en la frontera que conecta a Juárez, México, por tres puentes. Estos pueblos del desierto fueron parte de México desde el principio, en los años 1600s, y sólo cuando la frontera se movió en 1848 El Paso cambió a ser parte de los Estados Unidos. Todavía comparten su vida y cultura, y a pesar de la frontera política, su vida cotidiana sigue bien unida.

Cruzando uno de los puentes de Ciudad Juárez a El Paso.

Casa de Anunciación, o sea Annunciation House, fue fundada hace 40 años, es un proyecto basado en fe, un albergue para refugiados cruzando la frontera. (Historia y Filosofía, en inglés) En los años recientes los números han cambiado radicalmente debido a las fuerzas de EEUU para bloquear los migrantes en marcha hacia el norte. La capacidad de AH ha cambiado desde un solo albergue hasta cuatro, y mucho más espacio en iglesias y hasta hoteles, desde capacidad para 100 personas hasta diez veces esto. En sus meses pico en 2019 estaba recibiendo 500 – 700 personas al día, y docenas de voluntarios cumplieron milagros cada uno de estos días. Desde un 2° nivel prestado en 1978 ha crecido a una bodega convertida de 11,600 metros cuadrados alquiladas en 2019, y siempre AH ha trabajaba para apoyar los más pobres de los pobres, con el lema, “¡Ni un refugiado en la calle!”

El dormitorio para hasta 500 personas, pero siempre hay espacio para un campo de fútbol.

Los cambios en la política de migración han reducido los números por mucho, y en mis semanas allá recibimos entre 0 y 250 personas cada día, pero la mayoría de los días tuvimos menos que 100. Nunca sabíamos cuántas iban llegar. Casi sin excepción, llegaron familias, la mayoría de México y Brasil, con pocas de Centro América, Cuba, Venezuela, y otros países.

Fecha, tiempo de llegada un bus, cuántas personas, de cuál Centro de Detención, y de cuáles países. Los coordinadores llenaron este pizarra cada día paso a paso.

Yo aprendí muchas cosas, ambas felices y tristes, y muchas que no estaban ni una ni otra, sólo información útil sobre como el sistema funciona. Y no funciona. Quiero compartir lo que aprendí en piezas digeribles, entonces va a tomar varias ediciones de este blog para hacerlo. Primero quiero explicar el proceso, desde el tiempo que alguien sale de su casa hasta que está en tránsito hacia sus familiares en EEUU. Recuerde siempre que en AH recibimos un porcentaje muy pequeño de los que eran aprehendidas por los CBP (Protección y Aduana de la Frontera) e ICE (Ejecución de Inmigración y Aduana), o sea que entraron con las migras, y el hecho de que ellos llegaron a nosotros/AH dice que son parte de los pocos con mucha suerte. Hay MUCHOS más viviendo en Juárez esperando oportunidad de entrar.

En breve, alguien sale de su casa, tal vez pagando un coyote para ayudar. Llega a la Ciudad Juárez, y tiene dos opciones para cruzar a EEUU. Uno es cruzar el río, caminar por la orilla enfrente del muro, llega a un portón donde encuentra las patrullas. De allá está transportado al Centro de Detenciones para empezar el proceso de pedir asilo. El otro es caminar sobre uno de los puentes de Juárez, hablar con los agentes al otro lado, y si tiene suerte recibe un número con las instrucciones de regresar a Juárez hasta su turno, el cual podría estar en un día, una semana, o un mes. Por no saber, muchos duermen en la calle cerca el puente. Cuando su número está llamado, puede entrar en el Centro de Detenciones y pedir asilo.

Ganar asilo no es fácil. Esto es una guía del proceso, y todas las cuadras cafés dicen Deportación. Sólo la cuadrita beige abajo izquierda dice que gana asilo.

Básicamente hay dos preguntas – ¿por qué salió de su casa y país?, y ¿tiene miedo de esperar en Juárez? Si da las respuestas correctas, va a Detención (la hilera), donde podría estar una noche (raro), tres noches (brasileños), una semana (mexicanos), o dos semanas (centro americanos – principalmente guatemaltecos, hondureños, salvadoreños). Estos tiempos e identidades no son fijos, son aproximaciones basadas en la gente que yo conocí en mi tiempo allá. Cuando ICE decide liberarlos, llegan a AH en buses, desde una familia hasta 40 personas por bus.

Uno de los áreas donde los niños pueden jugar. El cuarto atrás es lleno de toallas y ponchos/chamarras/cobijas.

 

 

 

En su bienvenida a AH, son informados que AH NO es parte del gobierno, están libres ahora, pueden quedarse o salir, como quieran. Si decide quedarse, como la mayoría, reciben:

  1. Una sonrisa y bienvenida cariñosa, lo que probablemente no han tenido desde entraron en detención.
  2. Una cama, ropa, oportunidad de bañarse, y toda la comida buena que quieren, casi nada de lo que han tenido desde entraron en detención.
  3. Varios lugares donde pueden jugar los niños, más permiso para correr, cazar, gritar, jugar, reír, y actuar como niños, definitivamente que no han tenido desde entraron en detención.
  4. Hacer llamadas a sus familiares en EEUU para contar que están libres y seguros, y arreglar sus boletos para llegar a su destino, oportunidades que seguro no han tenido desde entraron en detención.
  5. Acceso a una clínica médica en el albergue, un lujo que ha tenido poco en mucho tiempo.
  6. La oportunidad de relajarse, respirar, y tener tiempo en la capilla si quieren. ¿Necesito decirlo? Nada de lo cual han tenido desde entraron en detención.

Yo trabajé en la Casa Del Refugiado, CDR, el más grande de los albergues de AH. Es la bodega-cambiada-a-albergue en que pueden dormir 500 refugiados y 25 o más voluntarios. La mayoría de los huéspedes, que es como llamamos a los refugiados, se quedan una o dos noches, pero algunos salen en media hora, otros en algunos días más, depende de su transporte. (Tuvimos familias llegando para recoger los huéspedes en carro a El Paso desde Fresno, California y Minneapolis, Minnesota mientras estuve allá, distancias muy largas.) Cada modo de salida – carro, bus, avión – tiene sus desafíos, los cuales voy a compartir más tarde.

La capilla, un lugar seguro para descansar y dar gracias.

Para mí las historias de la gente son las más interesantes, entonces voy a poner una en cada blog post, sin nombres o lugares, para proteger su privacidad y anonimato. Esta es una de las más felices.

Una familia con papá, mamá, y dos hijos llegó, estresados y preocupados porque su hija de 18 años fue separada de ellos, porque tenía la edad de una adulta. Tomamos nota de su información, pero sin compromisos, porque encontrar personas separadas (hay muchas) es más de lo que nosotros podemos hacer. Con nuestra cena esa noche, recibimos galletas chinas, con mensajes adentro. La fortuna del papá dijo, “No siga buscando lo que perdió, ya está encontrado.” En la mañana, una de las voluntarias, que antes vivía en El Paso y trabajaba a  veces en el Centro de Detenciones, hizo unas llamadas y encontró a su hija. Esta voluntaria también sabía reglas que ninguno de nosotros sabía, como que en Detención tiene derecho a una llamada y visitantes, como en una cárcel. ¡Qué sorpresa! La hija de ellos tenía el buen sentido para llamar a un amigo de su papá en Juárez, quien la ha visitado o iba a visitarla pronto. Y, porque sus familiares iban venir en carro de lejos, había un chance que ella podría estar liberada y todos podrían salir juntos. La mamá es diabética, y con todo esto sus niveles de azúcar estaban fluctuando bastante, pero con la clínica en el albergue, que también llamó una especialista, todo seguía bien. Esta es la mejor historia que hay, y como muchas familias, ellos dan gracias a Dios y/o la Virgen por los milagros.

Si alguien quiere mandar una donación, esta es la dirección.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s